EL NEGOCIO DE LA REPOSTERÍA: PEDIDOS QUE ES MEJOR RECHAZAR… CON CLASE

Parte de la administración de un negocio profesional, sea desde casa o en un local establecido, es el tener que lidiar con algunos clientes y pedidos un poco particulares y hacerlo de una forma profesional y con un toque de clase, veamos los pedidos mas comunes que debemos rechazar y la forma como deberíamos hacerlo.  Comencemos.

El pedido standard, un pastel forrado en fondant con una cinta en el borde y flores naturales, como artistas de la repostería, es un pedido que representa poco reto y realmente no es algo que genere una motivación instantánea, de hecho, es de nuestros pedidos “menos favoritos”.

Cuando tienes el pastel torteado y cubierto de ganache, o incluso ya cubierto de fondant, que te queda? una cinta y una flor? es un límite innecesario a tu creatividad y capacidad artística y si esto se repite cada fin de semana quizás comiences a sentirte un poco quemada, pero, esto también es parte del negocio.

Pero tan poco agradable es ese pedido como el de la novia que quiere un pastel de lujo con un presupuesto austero, ese tipo de pasteles que ruegas que te pida alguien que entienda el trabajo que tiene y esté dispuesto a pagarte para que la hagas.

Y quizás el que mas nos hace dudar es ese pedido que llega a última hora, con un diseño impecable y que te encantaría hacer y además están dispuestos a pagarte el precio que pides, pero esto implica que no dormirás ni una hora y puedes comprometer la calidad del resto de tus pedidos.

Todo esto forma parte del negocio, son pedidos difíciles, de clientes difíciles por razones diferentes y la idea es descubrir nuestras motivaciones internas para identificar los pedidos que debemos rechazar y sobre todo, lo mas importante, cómo lo hacemos con elegancia y delicadeza para dar una apariencia siempre profesional.

Espero que al final del post tengas claro tu límite personal, esa línea imaginaria que separa los pedidos que quieres  y anhelas hacer de aquellos a los que no quieres realmente dedicar tu tiempo.

NUESTRAS MOTIVACIONES  

Antes de analizar los pedidos que debemos rechazar y el cómo hacerlo en cada caso, quería que tocáramos las razones por las que nos dedicamos a la repostería, qué es lo que nos motiva, porque sabiendo lo que nos motiva tendremos la respuesta al dilema de los pedidos a rechazar.

Hay muchas motivaciones particulares, y de cada quien las suyas, hay quien se dedica al negocio porque es el negocio de la familia y no tiene realmente una motivación interna, como no puedo entrar al detalle, hablaré de las motivaciones internas mas populares y generales por las que los artistas de la repostería nos cubrimos del delantal y encendemos el horno, seguro te ves reflejad@ en mas de una categoría.

MOTIVACIÓN Nº 1. LO DEMÁS ME DA IGUAL, YO LO QUE QUIERO ES HACER DINERO!

Aunque pienses que esto es obvio, hay quien tiene otras motivaciones y el dinero no les mueve, pero si tu has dado el paso y ya no te dedicas a la repostería como hobby sino que has hecho la transición a la repostería como negocio seguramente necesitarás el dinero, mucho  mas si tienes personal a tu cargo, y tu “salario” será tan necesario como si trabajaras para otro, por lo que seguramente no rechazarás casi ningún pedido, a menos que se trata de un cliente que te pide un descuento injustificado o familiares y amigos con sus pedidos gratuitos.

Pero en cuestiones de tiempo, seguramente aceptarás pedidos así duermas menos, pero esto es una excepción que no debes hacer cada fin de semana, es importante siempre encontrar un balance entre el negocio y tu salud física y mental, el dinero es importante, pero no tanto!

MOTIVACIÓN Nº 2.  A MI ES QUE ESTO ME DIVIERTE! 

Si la repostería para ti no es un negocio sino que sigue siendo un hobby, tu perspectiva es diferente, de hecho la mayoría de los artistas de la repostería comenzamos viendo esto como un hobby y luego hacemos la transición casi naturalmente en función de los pedidos.

En este caso, haz todos las tartas que te parezcan divertidas, pero una advertencia que nos ha pasado a todos, no aceptes pedidos de mas, si no tienes experiencia, no conviertas tu hobby en una fuente de ansiedad, cuando trabajas un fin de semana sin dormir como si fuera un negocio pero sin los beneficios, entonces ya no es tan divertido…

Por último, algo que siempre olvidamos, así no sea tu negocio, al menos no pierdas nunca dinero, sigue nuestra guía de precio y calcula el gasto en ingredientes, si quieres regalar tu trabajo muy bien, pero no pierdas dinero.

POST RELACIONADO: EL NEGOCIO DE LA REPOSTERÍA: GÚIA DE PRECIOS ¿CUANTO COBRO? 

MOTIVACIÓN Nº 3.  LO QUE QUIERO ES HACER ARTE!

Para algunos, además de negocio, o además de hobby lo importante es crear arte, una forma de expresarte artísticamente, el dinero pasa a un segundo plano y te centras en pedidos que te permitan crear algo artísticamente atractivo.

En tu mente solo tienes tu portafolio y solo aceptas diseños que represente un reto y estén a la altura de tu nivel técnico y quizás el único inconveniente sea el no medir el tiempo que necesitarás por pastel porque algunos trabajas requieren mas tiempo del que esperamos y si tienes un nivel alto de exigencia y eres altamente perfeccionista se te puede acumular mucho el trabajo y generarte estrés y seguramente el resultado no esté a la altura.

MOTIVACIÓN Nº4. SOLAMENTE QUIERO VERTE FELIZ

No ves la repostería como un negocio, tampoco como un hobby, no tienes la necesidad de aprender ninguna técnica nueva, se te da bien la repostería y solo quieres ver feliz a los tuyos, te importa poco si ganas o pierdes, mientras veas una sonrisa en la cara de quien reciba tus pasteles, o incluso, a gran escala, aprovechas tus destrezas naturales para colaborar de alguna manera con fundaciones y organizaciones para la recolección de fondos en causas en las que crees.

Solo asegúrate de que no quieres cobrar porque realmente tu espíritu es caritativo y no porque sientes vergüenza al cobrar, si es así quizás estemos ante un problema de autoestima, y para esto también tenemos la solución, lee nuestro post!

POST RELACIONADO: EL NEGOCIO DE LA REPOSTERÍA: LA AUTOESTIMA Y EL PRECIO 

Dependiendo de lo que te motiva específicamente a ti, sabrás los pedidos que debes rechazar, no siempre es fácil ubicarnos en una motivación única, en mi caso es una mezcla de las 4!!! pero siempre hay una que destaca y en este punto sin duda para mi la repostería es arte.

Por qué he comenzado por aquí? porque parece que al tener una habilidad especial en la repostería nos hacemos nuestra propia cárcel y en cuestiones de arte no se puede perder la pasión porque con ella se va la inspiración y te quedas con la obviedad de repetir pedidos que no te generan alegría, la vida es muy corta, rechaza los pedidos que, pudiendo permitírtelo, no te hacen feliz.

PRINCIPALES RAZONES POR LA QUE DEBEMOS RECHAZAR UN PEDIDO

pob6vlx0sk1v1m5.jpg

La repostería no es un mercado que se libre de los clientes difíciles, de hecho, creo que al ser arte efímera, porque nos vamos a comer el pastel, muchas veces las expectativas del cliente no pueden ser alcanzadas y es normal que algunas veces el resultado no sea lo que soñaron, aunque les advertiste que no lo podías hacer exactamente igual o que con ese presupuesto tenías que hacer cambios, pero al final tendrás algún que otro cliente que se queje, una queja justificada nono convierte un cliente en difícil.

El cliente es difícil cuando no para de bombardearte con llamadas, mensajes, mails, cambiando cada día el pedido, pidiendo presupuesto por cada diseño, negándose a pagar el depósito o por alguna razón, haciéndote sentir incómod@ por alguna razón, cual es la solución, al tercer pedido presupuestado niégate a trabaja con este cliente.

SOLUCIÓN.

Aunque no lo creas este va a ser un problema muy común al que te enfrentarás así que, dependiendo del punto en el que te encuentres será la solución.  Antes del pedido, lo mas sencillo es justificarte en que no tienes el tiempo, la experiencia o el nivel para satisfacer el pedido, puedes incluso referirle algún compañero de profesión que tenga el nivel específico que requiere.

Si ya es un pedido aceptado, con mucho tacto y delicadeza tienes que expresar que ciertas conductas no son aceptables, como negarse a pagar el depósito, aclárale que es la única forma de reservar fecha y cerrar agenda; si el problema es otro, por ejemplo que no para de hacer cambios, pon una fecha máxima después de la cual no podrá hacerse ninguna modificación, o si es algo que te pasa mucho aclara que tienen derecho a dos modificaciones máximo y hasta “X” fecha.

Mantén siempre una actitud profesional, no entres en asuntos personales, la meta es conseguir salvar la situación manteniendo al cliente satisfecho con el mínimo sacrificio de tu negocio.

Una subdivisión de los clientes difíciles, son los clientes regateadores, hemos hablado mucho en el blog sobre el tema del precio y suponiendo que has fijado en precio conforme a criterios objetivos, puedes defender siempre el precio de venta.

No se admiten descuentos como regla, si quieres hacer una excepción intenta siempre que sea a cambio de algo, por ejemplo, que sea un diseño que te interesa para tu portafolio y que la novia se comprometa a facilitarte fotos profesionales luego del montaje para publicar en tus redes sociales, incluso si tienes un perfil de Facebook o una presencia clara en las redes sociales, intenta que te haga una valoración positiva en el perfil, que no sea un descuento vació, esto te ayudará a que no se genere la “fama de descuento” y que el resto entienda que ese descuento estaba justificado por tus propios intereses.

El evento tiene muchos otros proveedores que pueden asumir un descuento, por ejemplo, el alquiler de mesas, sillas o cualquier otro elemento que que no implique un trabajo específico y artístico como el tuyo, ellos están en mejor condición de asumir un descuento que tu, para que el presupuesto del evento esté “en números”.

SOLUCIÓN

La solución ideal es hacerles entender que tu manejas criterios objetivos para fijar tus precios y que en ellos incluyes el precio de ingredientes, el tiempo que tienes que dedicar a ese diseño específico y el nivel artístico que tienes que tener (lo que implica el haber dedicado tiempo y recursos a desarrollarlos) para ejecutar ese trabajo, además de que el precio está lo mas ajustado posible, sin contar con que este no es un servicio industrializado, es un trabajo bajo pedido y personalizado.

La otra solución es ofrecerles un diseño alternativo, con materiales diferentes y un diseño que se acerque y se ajuste al presupuesto que te platean, un poco decirles, por ese precio, tienes este tipo de diseño, con menos flores, sin papel de oro, etc.

Este es un post que tenemos pendiente en el blog, las pruebas gratuitas de pastel están reservadas para los pasteles mayor presupuesto y esto también depende de tu país y las costumbres específicas, pero te encontrarás con algún cliente que quiere un pastel de 20 centímetros de cumpleaños y te pide una prueba de sabor.

A largo plazo esto puede afectar y quitarte parte de tu beneficios, ten una política clara establecida, no improvises porque aquí es cuando te equivocas normalmente, resérvalo para los pasteles de boda costosos de 3 pisos o más, pero pon límites sobre el resto, porque no te conviene por precio pero también por tiempo, verás tu tiempo libre copado con pasteles adicionales para pruebas específicas, apaga el horno!

SOLUCIÓN

Nuevamente, una política clara, mejor si por escrito, la política debe ser de pedido mínimo o monto mínimo, puedes incluso reservar las pruebas solo para bodas o solo pasteles de 3 o mas pisos.

Aparte de la política clara, el tener un portafolio actualizado te servirá para demostrar tus habilidades pero si el problema es de sabor una solución es ofrecer cupcakes para la venta y también aquí ten una política clara, al menos 6 cupcakes de compra, pero si te dedicas también a la venta de cupcakes y los tienes en el mostrador, no te afecta en lo absoluto vender solo uno, pero los cupcakes le pueden dar una idea del sabor y el portafolio una idea del estilo.

En un mundo tan visual como el que tenemos lo normal es que la novia cree un tablero de Pinterest con ideas de lo que le inspira y el estilo por el que se inclina, el problema no es ese, el problema se presenta cuando te piden un diseño exacto para crear una réplica; si tienes un negocio responsable la respuesta debería ser no! y no solo por razones éticas y de derecho de autor sino porque nuevamente no hay margen para un desarrollo creativo, además, no siempre estamos en la capacidad o nivel técnico para llegar a un resultado cerca, lo que hará que el cliente se sienta defraudado.

SOLUCIÓN.

Desde mi punto de vista la primera opción es pedirle al cliente que te de tres alternativas de orientación, indicándole que una copia exacta de un solo modelo puede traerles a ambos problemas legales por violación de los  derechos de autor del artista original, pero si tienes tres diseños puedes crear uno que abarque lo que mas le gusta de cada diseño.

De una lado no has violado ninguna ley y de la otra sigues teniendo margen para usar tu creatividad, y seguramente el diseño final le gustará mucho mas porque será uno propio, a medida y original.

El motivo mas común por el que se rechaza una orden, o al menos, por la que deberíamos rechazar la orden es si es un pedido de última hora con un diseño complicado en una agenda llena.  Un pedido típico que hay que rechazar es un pastel de 3 pisos que te piden el jueves para una fiesta que se celebra el sábado; te suplicarán, te dirán que eres su única opción y tu deberías decir que no, porque a la larga, si todo sale mal, ya no serás tan buen@ y tu reputación estará en duda a pesar de tu sacrificio.

SOLUCIÓN 

Antes de nada, lo ideal es tener una política clara sobre pedidos, porque lo habitual es que quien te hace un pedido de última hora es un cliente indeciso que llegó hasta el punto de aprobar el diseño y nunca hizo el depósito y por el motivo que sea a última hora se ha decidido por ti, así que esto se soluciona si explicas que el pedido se tiene que reservar con “X” cantidad de tiempo de anticipación y si tienes tu agenda libre, por lo que lo ideal es reservar cuanto antes.

Si decides no aceptarlo, la idea es respetar al cliente y darle una explicación lógica, tu agenda está llena y te niegas a hacer un trabajo por debajo de tus estándares de calidad y que por lo tanto no puedes aceptar la orden, esto hará que se queden con una impresión de profesionalidad y seriedad.

Si decides aceptarlo, asegúrate que has estimado correctamente el tiempo que te llevará el diseño y si crees que con el diseño que te piden no llegas, haz las modificaciones para hacerlas y lo normal es que dentro de tu política tu coste normal tenga un recargo de “X” porque seguramente trabajadas horas extras, noches y tendrás que ajustar todo tu trabajo para llegar a ese pedido.

Este no es un pedido de última hora, este es un pedido que ocuparía hasta tu última hora, si tienes personal a tu cargo, o alguien a quien puedas llamar para cubrir una semana extrema, no tendrás ningún problema, pero si todo recae en tus hombros aprende a mantener el balance justo entre trabajo y familia, conoce tus limites y crea tu política interna de pedidos máximos de acuerdo a tu nivel de destreza y el personal que tienes a disposición.

SOLUCIÓN

La solución parece lógica, organización, una agenda que no incluya solo tus compromisos de trabajo, sino todos los eventos importantes de la familia y en cuyos casos no puedes aceptar pedidos.

No tienes que dar razones personales, el cliente no necesita saber que tu tienes que ir a la obra de teatro de tu niño de 3 años, tu respuesta tiene que ser mas profesional, mi agenda está llena para esa fecha, y no estás mintiendo.

Pero entiendo que si estás comenzando y tu negocio no está establecido posiblemente necesites aceptar el pedido, haz que valga la pena, si el pedido es pequeño o sencillo intenta dormir menos y estar presente con la familia y si es grande, cobra lo que corresponda para que no te sientas explotad@ por ti misma!

En este apartado tenemos dos tipos de grupo, de un lado los conocidos, amigos y familiares que quieren un gran descuento o incluso el pastel de regalo, sobre esto ya hemos hablado en el blog, y los desconocidos que te ofrecen una publicidad inmensa con tu aporte.

En el post sobre la autoestima y el precio compartí una especie guía con reglas de descuento para cada caso de los conocidos, amigos y familiares, lejanos y cercanos, así que si este es un problema común en tu caso, intenta pasarte por el post para ver si te puede servir de inspiración para crear tus políticas propias.

POST RELACIONADO: EL NEGOCIO DE LA REPOSTERÍA: LA AUTOESTIMA Y EL PRECIO  

En lo que se refiere a los desconocidos lo normal es que te pidan que colabores con alguna organización y que no te van a pagar pero que tendrás mucha publicidad porque asistirá “gente importante”, te conozco, te veo el corazón! ponte límites, como todo en la vida, te conviene? si, quieres hacerlo? si, pero no siempre puedes no?.

El problema de aceptar estos pedidos es que los organizadores de estos eventos suelen ser muy previsores y tu agenda estará vacía cuando te hagan el pedido, pero luego te pasará que vendrá un pedido importante al que no podrás encontrar espacio porque tu agenda está llena de regalos y aportes a caridad, además de que esta fama es la primera que se extiende y no tendrás agenda lo suficientemente grande como para cubrir los pedidos de cada organización sin fines de lucro de tu ciudad.

NOTA: Si te gustó el pastel de este apartado, Jessica tiene un super tutorial que puedes ver AQUI.

SOLUCIÓN

Si decides aceptarlo, procura verificar antes el evento y que sea  un evento real que cubra una causa en la que crees por algún motivo, puedes establecerlo en las redes sociales, por ejemplo: “Otro año colaborando con la investigación y la lucha contra el cancer infantil, porque nuestros mas inocentes siempre nos necesitarán”, pero déjalo en una causa y un evento anual, la caridad comienza por casa! a menos que puedas y quieras permitírtelo, en cuyo caso, colabora todo lo que puedas, que la vida y su karma siempre te premiará.

Si decides no aceptar ningún pedido gratuito, la explicación mas políticamente correcta es la de exponer que el gasto en ingredientes, tiempo  e incluso en el desarrollo de tus habilidades  es incalculable, que puedes compartir en tus redes sociales una llamado a la ayuda de esa causa, si crees en ella, pero que directamente no puedes hacer ese pastel porque no puedes permitirte regalar pasteles mientras haces crecer tu negocio.

Si haces tartas para fiestas infantiles te enfrentas a pedidos eternos de pasteles específicos de Frozen, Cars, Mickey y mil mas, personajes populares y con imágenes protegidas por copyright, un derecho de autor que es internacionalmente protegido y siempre tendrás el riego de ser demandado.

Si manejas un negocio pequeño  quizás puedas escapar pero no sería ético, pero las grande bakeries tienen que pagar el costosísimo derecho de uso de la imagen.  Si es un pastel que haces en casa y que no cobras puedes usar libremente estas imágenes, lo que no podrás hacer nunca es ganar dinero usando una imagen que no te pertenece.

Y quizás te preguntes, ¿Pero y los moldes de personajes de Wilton? pues estos moldes están pensados para pasteles en casa, no para la venta, de hecho , si te fijas, lo dice en su caja original.

SOLUCIÓN

Nunca te voy a aconsejar que violes la ley, así que esto es lo que deberías decirle a tus clientes es que no puedes aceptar el pedido por el riesgo que corres de demandas por violación de derechos de autor,  pero esto tiene soluciones, puedes comprar el topper con licencia de los que venden en cualquier tienda de fresas o juguetes, y hacer un diseño en los tonos que representen al personaje, también puedes usar cualquier juguete original que incorporar al pastel de alguna manera, porque lo que no pueden hacer es dirigirte sobre cómo usarlo.

PEDIDO DIFÍCIL Nº 9. PASTELES QUE NO REFLEJAN TU MARCA 

En este caso hablamos de pasteles que no están dentro de tu portafolio de ninguna manera y se trata de diseños que no sabes hacer o que están muy lejos de tu estilo artístico, quizás porque son muy intrincados y no los sabes hacer o que incluyen una técnica que no has probado nunca y que te genera un estrés innecesario.

Esto te va a pasar mucho al principio, no se trata de que no hagas pasteles que no te gusten, habrá muchos momentos en los que más que respetar que no es tu gusto y asumir pedidos de pasteles que jamás servirías en una de tus fiestas, lo que no deberías es someterte al terror de un pedido que no sabes si podrás acabar.

SOLUCIÓN

Si decides hacerlo, despeja tu agenda para ese evento y asume el riesgo, practica antes la técnica si te lo puedes permitir, dicen que en la vida hay que asumir un poco de riesgo y hacer cada día algo que te da miedo, pero si no tienes ni medianamente los conocimientos para hacer el pedido no deberías aceptarlo, pones en riesgo el evento y tu reputación.

Si se trata de un pedido que está muy alejado de tu estilo artístico es tu decisión completamente  porque en este caso se trata de un pedido que puedes hacer pero que no te gusta, si necesitas el dinero haz el pedido y no le hagas ninguna publicidad para evitar pedidos posteriores de un estilo que no quieres que forme parte de tu marca.

Si decides no hacerlo porque no sabes hacerlo lo ideal es explicarle al cliente que no tienes las habilidades y conocimientos para hacerlo y la actitud mas profesional es referenciar  a algún compañero de profesión que pueda cubrir el pedido, esta es la solución profesional a este pedido.

18.jpg
My Sweet and Saucy

Este es un pastel que es, evidentemente, una cabeza de caballo sirvió en una mesa de dulces inspirada en la película “El Padrino”, forma parte de esos pedidos inesperados, pero también habrá pedidos para partes del cuerpo y cualquier cantidad de elementos desagradables que no nacieron para ser “dulces”.

El problema con este pedido es que tienes dos formas de hacerlo, con  un molde hecho a medida o haciendo tallado,  pero si además es sobre un estilo o elemento que no te gustaría hacer puedes rechazarlo sin problema.

SOLUCIÓN

Antes de rechazar el pedido, si puedes hacerlo porque tienes las habilidades para hacerlo, cobra muy muy caro, incluye el precio del molde específico y evita tener que tallar un pastel que no te gusta, si lo aceptan, cobrarás suficiente para pasar el mal trago, y si no lo aceptan te habrás librado sin dañar tu reputación porque además explicarás que el presupuesto incluye la técnica específica pero también un molde hecho a media y todos sabemos que cualquier cosa hecha a medida sube el precio.

Si de todos modos, ni cobrando mucho, quieres hacerlo, explícale al cliente tus circunstancias,  que este tipo de pedidos requieren mucho tiempo de elaboración y que no tienes quizás, las habilidades y conocimientos necesarios para completar el pedido, y, nuevamente, recomienda a un compañero que creas que pueda hacerlo.

La meta de cualquier negocio es generar clientes habituales porque van reforzando tu marca y porque ahorras en publicidad, porque son los que mas te recomiendan, ¿pero que pasa si este es un cliente difícil de los que hablamos antes?

Si se trata de un cliente que se negó a pagar el depósito, hizo mil cambios de diseño o te sacaba de tus casillas por su personalidad, lo ideal es no volver a trabajar con una persona así pero esto depende de ti.

SOLUCIÓN

No te voy a dar una solución para el caso en el que decidas aceptar el pedido porque este tipo de pedidos hay que rechazarlos de plano, te generan un estrés innecesario.  Pero este tipo de clientes son difíciles hasta para aceptar el NO.

El primer paso es explicarle que no aceptas cambios y que el depósito tiene que pagarlo en el momento, si está dispuest@ a pagar y asume no hacer cambios, pero aún así no quieres trabajar con ese cliente, esto te lleva al segundo paso, que puedes usar como primera opción siempre, si tienes claro que no quieres trabajar con esa persona, dile que la agenda está llena y que le deseas la mejor de las suertes, no le recomiendes a nadie!!!

Los pedidos especiales deberían asumirlos pastelerías especiales sobre todo si se trata de requerimientos alérgicos por muchísimas razones pero la principal es el riesgo que representa a la salud.

No se si lo sabes, pero hacer una pedido para personas alérgicas tiene muchas mas implicaciones que el dinero.  De un lado requieren mas dinero, trabajo, conocimientos y tiempo,porque generar resultados parecidos eliminando un ingrediente es mucho mas difícil que seguir tu receta habitual.

Por otro lado, lo mas complicado tiene que ver con tus herramientas y materiales.  No sabes el nivel de sensibilidad que tiene el alérgico así que deberías tener herramientas específicas para estos pedidos, incluida la maquinaria, porque cualquier traza, por pequeña que sea puede generar reacción, por lo que no solo son los materiales sino las herramientas las que tienen que ser particularmente destinadas a estos pedidos.

No juegues con la salud, rechaza estos pedidos de plano, como te dije antes, déjalo en manos de los especialistas.

SOLUCIÓN

Si decides hacerla, será porque ya has practicado recetas y estás segur@ de que puedes producir un resultado excelente, pero sobre todo porque no conoces nadie a tu alrededor que haga estos pedidos por lo que puede que tengas un nicho específico, compra herramientas que señales y solo uses para estos pedidos y deja todo aparte para no confundirte, cobra mucho mas, las razones las tienes aquí mismo.

Si decides no hacerla, que es lo que te recomiendo, porque quienes se dedican a esto profesionalmente están totalmente preparados para las diferentes contingencias, no deberías jugar con la salud de las personas, a menos que asumas todas las medidas y precauciones necesarias, pero si decides no arriesgarte la salida profesional es explicarle al cliente que por razones de tiempo, costos y disponibilidad de ingredientes te es materialmente imposible producir el pedido, además de que por razones de salud, es preferible que trate con un especialista.

NOTA FINAL

passion-work.jpg

Tenemos una vida llena de pedidos que deberíamos rechazar, las veces que tendríamos que haber dicho no! pero cada vez que decimos que si una parte de ti se apaga, ya se que suena dramático, pero tu sabes que te digo la verdad.

Y así, haciendo cosas que no quieres hacer, pasteles que no te motivan, pedidos en los que apenas ganas dinero, tartas que te parecen terribles y soportando clientes “difíciles” por decirlo con respeto, te vas agotando, no pierdas la pasión.

El camino de tu profesión lo creas tu al andar, no es un camino que esté hecho, no tienes que dejarte llevar, ve tomando el control y di que no las veces que haya que decirlo, esto no quiere decir que solo vas a hacer pedidos apasionantes, hasta el que tiene el mejor trabajo del mundo le toca un día preparar las facturas de sus impuestos, todos hacemos trabajo que no querríamos hacer.

El balance está en que la mayoría de pedidos sean de esos que te quitan el sueño, que te ilusionan y te hacen sentirte afortunad@ del trabajo que tienes, sea en la repostería o no, que esto es igual para todos, si tu agenda está llena de pedidos a los que debiste decir que no, haz los cambios.

No te sientas poco profesional por rechazar pedidos, abandona ese inútil sentimiento de culpa que no te lleva a ningún sitio, se educad@ y profesional, esto es un negocio y no es realmente nada personal, tienes razones objetivas para decir que no.

Llena tu vida y tu agenda de SI! de colores y de alegría y de un corazón que palpita cada vez que ve el mes de trabajo, organízate y se todo lo profesional que puedas, al fin y al cabo, son dos días los que vamos a estar por aquí, haz que valgan la pena!

Te ha pasado algo parecido?, como lo has solucionado tu? que hiciste para decir que no? aceptas cualquier pedido o no tienes problemas en decir que no? tu historia seguro que le servirá a alguien para la próxima vez que se enfrente a un pedido difícil.

Feliz miércoles y muuuuchas gracias por leerme, este es de esos posts largos que espero que te sirvan porque vivimos con esa eterna culpa y miedo de que un no salga de nuestra boca, si te ha gustado, COMPARTE EL POST y gracias por cada comentario, cada día recibo tantos que ya no puedo contestar cada uno pero créeme que los leo todos y siempre siempre me llenan la cara de una sonrisa.

Anuncios

35 comentarios en “EL NEGOCIO DE LA REPOSTERÍA: PEDIDOS QUE ES MEJOR RECHAZAR… CON CLASE

  1. Flavia Cabo dijo:

    Que espectacular articulo . Vengo siguiendo la pagina como una biblia para mi . Te cuento mi anecdota personal . Soy pastelera profesional y publicista , claramente me vuela la cabeza cualquier pastel creativo . Hay un pastel que detesto que es cualquiera relacionado con un equipo de futbol . Pero este año alguien me pidió uno y es un muy buen cliente , lo hice y no lo publique . Claramente hay muchos de esos pasteles o diseños repetidos que agotan por aburridos . También aprendí a decir que no a pedidos en exceso , a malos clientes , a darme mi tiempo para mi otra pasión que es correr y me despeja y me ayuda a combatir el stress y todo tratando de lograr un equilibrio . El año pasado tuve un pico de stress y quise dejar todo porque estaba agotada , por no darme mi tiempo para disfrutar otras cosas . No es fácil . Cada palabra tuya parecia escrita por mi . Te doy un ejemplo la proxima semana tengo que hacer un pastel de Star wars y hace mucho que quiero hacer a r2d2, el cliente es de esos que quiere gastar mucho pero es un cliente recurrente. Para mi ese pastel me vuela la cabeza , le voy a cobrar el pastel pero no en su totalidad ya que estamos diseñando con mi padre su estructura para hacerlo 3d , entonces cubro las gastos totales y poquito más , y el resto es un regalo para mi y una buena publicidad para mi negocio , es como una inversión , así lo veo yo . El proximo r2d2 cobro lo que realmente vale .

    Me gusta

  2. Yraída yaya Henriquez dijo:

    Cada vez me siento más identificada con tus post! Me encantan, a mi particularmente me dejan muy buena enseñanza para corregir errores del pasado y enfrentar nuevos retos en esta nueva vida como inmigrante!

    Me gusta

  3. Jessika Gonzalez dijo:

    Más que genial tu post! me encantó. Gracias por tomarte el tiempo de escribir para quienes, como yo, están comenzando su negocio. De verdad mil gracias

    Me gusta

  4. Norlen dijo:

    Excelentes tus post!!!, Desde que te sigo he aprendido mucho, inclusive a cobrar lo que se debe por el trabajo realizado, segun el tiempo invertido, los materiales y la experiencia adquirida, que tambien tiene para nosotras un valor, que es la inversión y que poco es tomado en cuanta,.
    Graciasssss y espero continues respondiendo muchas mas interrogantes que siempre tenemos.

    Le gusta a 1 persona

  5. CARMELA dijo:

    Que interesante articulo!! Me ha pasado varios de los casos que has descrito y de verdad me parece muy acertadas las soluciones que aportas…me siento muy identificada y me encanta todo lo que publicas. Gracias!!

    Me gusta

  6. dulcesmodelados dijo:

    Luz Angela , no te conocía , hoy he leido 3 post tuyos. me he sentido plenamente identificada en cada letra que he leído..ya soy seguidora tuya…excelentes consejos .Gran ayuda y práctica.
    Estoy en ese momento de estar “quemada”, con ganas de parar un poco y me has ayudado ha replantearme muchas cosas…GRACIAS!!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Luz Angela dijo:

      Me gustaría tener mas tiempo para contestar mensajes como este a profundidad! No sabes lo que significa para mi recibir estos mensajes porque muchas veces escribes para gente sin cara, pero escribo a las almas, me encanta encontrarme con una como la tuya, ánimo!

      Me gusta

  7. Pingback: LUZ ANGELA
  8. Ana Luisa Villanueva Llanes dijo:

    Muchas gracias por la información, me son muy utiles, estoy pasando de ser aficionada como dices ha verlo como negocio. Y me orientan mucho. Saludos desde Coatzacoalcos Mes.

    Me gusta

  9. Mila Díaz dijo:

    Justo ahora acaban de decirme “perdona, espero que no te moleste, pero ¿por qué este es más caro si es más pequeño”?. He tenido que explicarle que hasta que no leí la mitad de tus artículos y “formarme” en relación a los precios, las horas de trabajo y el no cobrar menos de lo que debería (que me cuesta la vida decir cuánto es aunque tenga encargos todas las semanas), no he podido estabilizarme realmente y hacer una lista de precios que no modificaré más. Me ha dicho que no hay problema y espero que sea así, me he disculpado por no haberle informado de los cambios y le he dicho que si tiene alguna duda sobre los precios me pregunte siempre.
    Hace más o menos un año que empecé a hacer pasteles para los restaurantes de mis padres, y ahora es mi “trabajo”.
    Tus artículos son geniales y me han venido de lujo. Súper identificada con TODO lo que explicas. Voy a tener que empezar a ponerme seria con algunos clientes, las muestras y los pedidos gratuitos, que nunca falta el que lo pida!
    Un beso y gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • Luz Angela dijo:

      Mila, para mi, mensajes como el tuyo son el aire que mueve mis alas, me llena de emoción saber que unas lineas tienen un impacto en la vida de otros, no necesito nada mas! hoy me has hecho feliz! Gracias por leerme y tomarte la molestia de darme tanta felicidad.

      Me gusta

    • Pamela dijo:

      Y es que, tengo ese dilema de cuánto cobrar?, ¿Y el descuento?, o en un caso me pasó que el cliente a parte de haberle hecho un descuento, escribía a cada momento ¿cómo está quedando? ¿ puedes enviar fotos?.. y la verdad es que SE ME ACABABA LA PACIENCIA !! (Al final, esta persona, criticó el trabajo, que no le gustaba mucho, etc, y yo solo pensaba “Por Dios! Exigente a pesar que le cobré demasiaaaaaado poco, y fue exactamente lo que pidió”. Pues, después de leer tu blog, recordé esa anécdota y ahora VALORO realmente lo que hago!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s